Loading
12Oct 2016

0

220

0

Impulsa tus ventas con la psicología del color

Al comenzar un emprendimiento o lanzar un producto, debemos hacer una selección consciente e importante de los colores que conformarán la identidad del mismo. De esa selección dependerá en buena medida nuestro éxito.

Los colores corporativos están pensados para transmitir sensaciones y escoger el color o la combinación de éstos correctas es una receta para el éxito.

Sin embargo, la selección errónea puede llevar a los clientes a sentir o percibir inconsistencias entre el producto, los valores de la empresa y lo que se transmite con los colores.

Los seres humanos somos visuales por naturaleza y los colores en el diseño están pensados con ciertas funciones o finalidades, estudiadas a lo largo de los años por psicólogos y mercadólogos.

Quieres saber qué colores son los más convenientes para tu emprendimiento, sigue leyendo y descubre lo que más conviene para la imagen de tus productos o servicios.

 

Ten en cuenta

Existe todo un campo de estudio alrededor del color, dedicado a indagar sobre los colores y cómo influyen en el consumidor. El marketing ha aprovechado esos estudios y los aplica en todo tipo de productos, publicidad, websites, redes sociales, con la intención de influir en las decisiones de compra.

Casi todo lo que vemos en la calle o en Internet ha sido pensado para influir en nuestra mente y desencadenar una reacción de deseo y compra.

Incluso, dentro de lo que cada color transmite, algunos de ellos serán mejores para atrapar a los compradores impulsivos, mientras que otros les hablarán a las personas más planificadas y que piensan más antes de tomar una decisión de compra.

Por esa razón, primero que nada, debes tener en cuenta a quién va dirigido tu producto. Si por ejemplo tu producto son juguetes didácticos para niños, usarás colores primarios vibrantes para enamorar a los niños y generar un deseo en ellos.

Pero los materiales de mercadeo por otro lado no van dirigidos a los niños, pues no son ellos quienes pueden tomar y ejecutar una decisión de compra. Entonces debes usar colores que generen confianza en padres y abuelos, para que ellos se sientan seguros al adquirir el producto.

 

La psicología del color es una herramienta compleja pero efectiva del diseño gráfico
La psicología del color es una herramienta compleja pero efectiva del diseño gráfico

 

¿Qué nos dicen los colores?

El rojo es el color del poder. Atrae a la gente y mantiene su atención por mayor tiempo.

Es el color que transmite sensualidad, sexualidad y deseo, sangre, carnalidad y peligro. Estos atributos hacen que sea el color más usado en marketing.

Las personas que se orientan hacia marcas o productos identificados con el rojo son aquellos más extrovertidos y de personalidad más emprendedora e independiente.

Suelen ser también personas muy orgullosas de sí mismas.

El azul es un color que transmite calma, confianza y relajación. Es el color natural del cielo y el agua, así que se asocia con cosas naturales.

Un aspecto curioso del azul, es que es el color del que más tonos distintos puede distinguir el ojo humano. Los tonos más oscuros se asocian con elegancia, éxito y autoridad, mientras que los más ligeros con juventud y espontaneidad.

La gente que prefiere el azul suelen ser personas muy pasivas y no violentas y como es asociado con longevidad, suele usarse en productos para el hogar de larga duración.

El verde es el color de la naturaleza y por eso se asocia tanto con valores ecológicos y conservacionistas.

También está asociado a la salud y las buenas intenciones, a gente agradable y con buenas intenciones, por eso es que es tan usado en áreas de servicio como, por ejemplo, la industria médica y de salud.

Las personas que prefieren el verde suelen ser analíticos, tranquilos, amantes de lo natural y por lo general muy prácticos por lo que prefieren productos utilitarios, antes de las cosas complicadas.

El amarillo es el color del riesgo: brillante, alegre y feliz, pero hay quienes lo perciben de manera negativa, asociado a la cobardía y la mala suerte. Muy contradictorio.

Por esta razón por muchos años ha sido relegado a un papel secundario, como color de apoyo o complementario, sin embargo, si se usa bien, puede ser un color principal llamativo, que te hará destacar de la multitud.

El naranja es el color de la energía, por eso es que bebidas energéticas, artículos deportivos, vitaminas, entre otros, prefieren este color para identificarse.

Es un color que se asocia a la acción, la efusividad y la generosidad, por lo que llama mucho la atención de personas jóvenes e inventivas.

Durante un tiempo, muchas empresas tradicionales usaron el color naranja para rejuvenecer su marca, sin realmente hacer cambios de fondo en su forma de hacer negocios, por lo que el color generó desconfianza.

 

Sensualidad, honestidad, longevidad, confianza, solidez, son sólo algunas de las cosas que puedes transmitir a través del color.
Sensualidad, honestidad, longevidad, confianza, solidez, son sólo algunas de las cosas que puedes transmitir a través del color.

 

 

Al hablar del morado, se habla del color del misterio, la realeza y la espiritualidad.

Es un color que se presta para mucho, pues la gente lo percibe como elegante, frío o cálido, dependiendo del entorno en el que se esté usando.

Muchas empresas usan el morado para ser percibidas como marcas prestigiosas. Es un color altamente sexual y usualmente asociado a la feminidad.

Quienes prefieren el morado suelen ser artistas, bohemios y religiosos.

El rosado es otro color asociado a las mujeres, excepto en Tailandia, donde es un color masculino, muy preferido por los hombres de esa nación en ropa, accesorios y vehículos.

Es el color de la inocencia, la infancia, la primavera y atrae fácilmente a las chicas más jóvenes y sobre todo a niñas.

El color de la tierra, de la madera, de la masculinidad es el marrón. Es un color simple y muy cálido y suele ser poco llamativo porque la gente está muy acostumbrada a verlo en todas partes.

Las empresas que lo usan suelen estar en ramos de construcción o trabajos manuales, porque es un buen color para identificarse con conceptos de solidez, simplicidad, disciplina y estabilidad.

Finalmente tenemos el blanco y el negro. El blanco nos habla de pureza y paz. Usualmente se usa como color de fondo o color de espacio negativo. Quienes prefieren este color son refinados y poco abiertos a nuevas ideas o experiencias.

El negro es un color versátil de contraste, excelente para brindar mayor dramatismo con respecto a las sensaciones de un color principal. Las personas que prefieren el negro son conservadoras, elegantes y discretas.

 

Entonces, ¿los colores que escogiste para tu negocio o producto se adaptan a tu público y a lo que buscas transmitir? Si la respuesta es negativa, estás a tiempo de rectificar y modificar los colores, para producir el efecto deseado en tu público meta, captar más cliente y aumentar las ventas.

 

Y si este artículo te ha resultado útil, no dudes en compartir e invitar a otros a leerlo.

Comments (0)