Loading
08Ago 2016

0

237

0

Quiero vender más en Redes Sociales

El personal branding o marca personal es una de las tendencias que más cambios positivos está generando a nivel de mercadeo en redes sociales. No se trata sólo de vender un producto o servicio sino de comercializarlo de manera asociada e inequívoca junto a la persona que lo creó o que directamente prestará el servicio. El personal branding es la oportunidad de humanizar las relaciones con el cliente en negocios online y de levantar un emprendimiento alrededor de un sujeto y no como un concepto abstracto y vacío en Internet.

Aunque el nombre te sea ajeno, el concepto seguramente no lo es. Por ejemplo cuando pensamos en Apple lo asociamos a Steve Jobs.

Es la sinergia del personal branding, que el nombre de un sujeto esté tan desarrollado como una marca, o en algunos casos, el mismo nombre sea la marca.

Hablemos entonces de los beneficios de desarrollar tu marca personal para el crecimiento de tu emprendimiento.

  • Visibilidad: proyectarte a través de una marca personal te conecta más fácilmente con tu audiencia e impacta positivamente en las conversiones de venta.
  • Proyección: una vez que eres visible, te puedes proyectar de la manera que deseas y ser lo más atractivo posible para las oportunidades que estás buscando.
  • Ser líder: si manejas tu marca personal de la manera adecuada, con publicaciones pertinentes y siempre acertadas, valorando la opinión de tus seguidores sin dejar de imponer tu visión sobre determinados asuntos en los que eres especialista, llegarás a ser valorado como un líder cuya visión vale la pena leer o escuchar.
  • Credibilidad y éxito: una vez que has logrado establecerte como líder en tu nicho, la credibilidad llega sola y el éxito le acompaña muy de cerca. Si la gente te sigue, cree en ti y tus mensajes, es cuestión de tiempo para que la voz se corra y tus habilidades sean conocidas por cientos de personas más.

 

En la web y más allá

Lo interesante del personal branding es que va más allá de tu personificación en redes sociales o website.

El personal branding es como una venta constante que se compone de tus actitudes, personalidad, esfuerzo diario y trabajo, incluso tu forma de vestir y expresarte.

Para venderte como una marca personal lo primero que debes tener en claro es tu propia historia: cuanto vas a dejar que otros vean y sepan de ti.

Debes ser honesto pero a la vez cuidadoso de lo que expones, separando tu vida personal de tu marca personal.

Tu lenguaje es importantísimo, no sólo cuidando cómo te expresas en persona ante la gente, sino también en cómo hablas con tu público a través de tus blog post y publicaciones en redes sociales.

No puedes sonar superior, aunque si debes sonar como experto. No puedes desestimar a tus seguidores, aunque estén equivocados.

Se amable, sencillo, explicativo con tus palabras y tendrás la mitad del camino ganado con tu público objetivo.

El personal branding te ayuda a fortalecer tu imagen y destacarte frente a otros
El personal branding te ayuda a fortalecer tu imagen y destacarte frente a otros

 

Cuida tu imagen, ya que es el apoyo perfecto para tu marca.

Establece un estilo y mantenlo, pero sobre todo asegúrate que en todo lo relacionado a tu marca personal, tu imagen siempre sea limpia y en línea con lo que has establecido y planificado en tus proyecciones.

Al igual que con una marca tradicional, el personal branding debe ir acompañado de una serie de normas y tendencias, que son las que le darán no sólo forma sino razón de existir a tu proyecto.

Misión, visión, valores, debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas, todo debe estar claramente definido para que la gestión de tu perfil como marca tenga éxito.

Establece los objetivos que quieres alcanzar y una gama de productos/servicios que puedas ofertar en consonancia con tus objetivos reales.

Define cómo te vas a diferenciar de la competencia, cuál es esa característica que te hace más atractivo sobre otras opciones similares y explora esa peculiaridad a tu favor.

¿Qué más debes tener definido?

  1. Quién eres: la personalidad que mostrarás, las habilidades que vas a exponer al mundo y las cosas que te apasionan y te hacen ser quien eres.
  2. Qué piensas hacer.
  3. Qué vas a vender: servicios, conocimientos, productos.
  4. A quién vas a vender o proyectar tu experiencia.
  5. Qué te diferencia.
  6. Por qué deben elegirte.
  7. Cómo vas a alcanzar a tu público: con estrategias online y offline por igual.

Una vez que hayas alcanzado la meta y tu personal branding se haya establecido, hay una cosa más que jamás puedes olvidar: seguir aprendiendo.

Para mantenerte como un líder en tu ramo y una opinión válida para tus seguidores es importante que tu proceso de aprendizaje y desarrollo personal/profesional sea constante y jamás se detenga.

Por último, haz un ejercicio de “mirar en tu interior” y examina tus metas, recolecta la información de lo que quieres alcanzar y comienza a definir los aspectos que te harán crecer de la mano de tu marca personal.

Comments (0)