Loading
26Ago 2016

0

194

0

Los secretos que no te han contado de los emprendedores exitosos

 

¿Qué se necesita para ser un emprendedor exitoso? Quizá no haya una formula ideal o perfecta, pero ciertamente hay factores que pueden inclinar la balanza en tu favor. Estas características que identifican a los emprendedores que han tenido éxito en uno o varios de sus proyectos, son las que debes adoptar en tu rutina diaria, hacerlas tuyas y valerte de ellas para alcanzar tus sueños.

Recuerda, ninguno ha nacido con la estrella del éxito garantizado, éste se compone de trabajo duro, esfuerzo diario y sobre todo buenos hábitos que te inspiran a superarte día a día.

Una idea original debe ser tu punto de partida. Hay miles de personas que han hecho dinero en base a ideas copiadas, pero eso es más como jugar a la ruleta en un casino, que realmente trabajar para tener las oportunidades a tu favor.

Identifica primero cuál es tu fuerte o a qué te quieres dedicar.

A continuación evalúa el mercado, revisa los nichos que están saturados y cuáles están vacíos o presentan ventanas de oportunidad. Ahí es donde debes encajar tu idea, tu oferta de servicios o productos.

No repitas lo que otros han hecho sólo porque a ellos les ha funcionado. Si tu idea está bien formulada y presentada, será igual o más exitosa.

 

Al que madruga…

Hay mucha gente que prefiere trabajar de noche, por ejemplo yo, pues son las horas en las que me siento más productivo.

Sin embargo, la mayoría de los estudios indican que mientras más temprano te levantes y arranques tu día, más cosas logras hacer y más acertadas serán tus decisiones y procesos de pensamiento.

Ya sea que trabajes muy temprano en la mañana o durante las noches, organiza tus labores para que puedas finalizarlas todas.
Ya sea que trabajes muy temprano en la mañana o durante las noches, organiza tus labores para que puedas finalizarlas todas.

Si comienzas a trabajar antes que los demás al momento de ellos comenzar, tu jornada ya estará adelantada, lo que te permitirá dedicarte con comodidad a reuniones, investigación, actualización y por qué no, tiempo de ocio y dedicación a ti mismo.

No todo puede ser trabajo en la vida. Eso sí, necesitas ser organizado y no procrastinar.

A tu empuje matutino, debes agregarle una dosis saludable de realismo. Está bien soñar, pero siempre y cuando esos sueños estén enmarcados en un proyecto alcanzable.

No decaigas en el pesimismo pero tampoco te establezcas metas que no puedas cumplir.

En muchos casos es mejor trazar pequeños logros en períodos cortos de tiempo, que se puedan replantear con facilidad en caso que las condiciones del entorno de tu emprendimiento cambien. Ya verás que poco a poco vas alcanzando la meta de tu éxito.

 

Reta a los convencionalismos

Son innumerables las historias de grandes emprendedores que no terminaron la universidad, que abandonaron sus carreras por cristalizar un proyecto más grande.

Pero estamos seguros de que ese no fue el factor decisivo o común entre los emprendedores exitosos: lo que a todos los engloba es la falta de miedo a enfrentarse a una situación desconocida y encarar los retos con el rostro en alto y una actitud de triunfo.

Para eso no tienes que abandonar la universidad, sólo tienes que tener el compromiso de iniciar una labor y llevarla hasta el final.

Reta a lo convencional, lo preestablecido y comienza a esbozar tu propio rumbo. ¿Hay un producto, idea, app o sitio web muy bueno? ¿Tú puedes hacerlo mejor?

Da el paso y no desistas en lo que deseas.

Una característica más y muy importante que tienen los emprendedores exitosos, es que son sabios administradores del dinero.

Steve Jobs siempre vestía igual, de manera muy sencilla. Quien se topa en la calle con Mark Zuckerberg lo último que piensa es que es un multimillonario; lo mismo pasa con Warren Bufffet.

Un verdadero emprendedor sabe que para que su negocio siga creciendo hay que ser sabio con el flujo de caja y siempre tener liquidez para seguir mejorando o reinvertir en su empresa.

Mientras mejor administres el dinero que entra a tu empresa, más oportunidades tienes de crecer.
Mientras mejor administres el dinero que entra a tu empresa, más oportunidades tienes de crecer.

 

Si eres sabio con tu dinero, siempre estarás al día con tus compromisos de pago y sobre todo podrás cumplir compromisos con tus clientes, lo que elevará tu reputación de ventas.

Si la administración/inversión/reinversión no es tu fuerte, asesórate con quien te pueda ayudar e ir enseñando lo básico para tu modelo de negocio.

 

Mantente siempre positivo

Hay varias matrices de pensamiento que te mantendrán inspirado y listo para enfrentar cualquier reto o problema que se pueda presentar en tu camino.

Siempre trabaja duro por levantar tu emprendimiento, no hay excusas y sobre todo, no hay nadie más con el interés suficiente para levantarlo por ti.

Si lo que estás haciendo no te divierte, inspira o apasiona, cámbialo, pero no puedes permanecer en un nicho que no te hace sentir despierto día a día.

No decaigas, se siempre positivo y hazle frente a los problemas!
No decaigas, se siempre positivo y hazle frente a los problemas!

 

Busca inspiración en otras historias de éxito. No necesariamente tiene que tratarse de Richard Branson; puede ser tu vecino inmigrante que llegó al país sin nada más que una maleta y ahora tiene varios negocios rentables y una familia próspera.

Busca mejorar cada día. Inscríbete en cursos de desarrollo personal, consejos de negocios, coaching o cualquier otra herramienta que te ayude a levantar lo que anhelas.

Relaciónate con otros emprendedores o con mentores, que te aconsejen en materia de negocios.

 

Pero la lección más importante que te puedo dejar para comenzar a emprender con éxito: No te dejes vencer por los problemas. Hazles frente y supéralos.

Sobre Jaime Hernández

Jaime Hernández es el fundador y CEO de Global Online.
Es solicitado como conferencista, consultor y mentor de lujo.
Su trabajo impacta positivamente en las empresas, así como en la comunidad del marketing online.

Comments (0)