Loading
21Oct 2016

0

118

0

Toma el paso de emprender

Emprender: ese estado ideal de libertad de decidir sobre tu día a día, tu futuro y crecimiento personal y profesional. Sin embargo, todavía para muchos es difícil dar el paso de emprender, aun cuando cuentan con ideas geniales para hacerlo.

¿Por qué es para algunos tan difícil dar el salto de fe y emprender? Los factores son muchos, pero los principales son:

Miedo al fracaso: en una sociedad conducida por la ambición y las ganas de ser mejor que otros, el miedo al fracaso es uno de los principales puntos que detienen a posibles emprendedores.

Muchos prefieren mantener el status en un espacio de trabajo que no les gusta (o respetan), con tal de no ser vistos como un fracaso.

Y obviamente yo no puedo garantizar al 100% que lo que emprendas será un éxito absoluto, pero si tomas las precauciones adecuadas y planeas tu negocio de la forma correcta, la verdad es que no existe razón para que falles.

Temor de enfrentar pérdidas económicas: esto más que un temor, es una realidad que muchos emprendedores deben enfrentar.

Pero si realizas inversiones acordes a la magnitud de tu emprendimiento y tienes productos bien enfocados en cubrir una necesidad específica o líneas de productos para distintos tipos de clientes y necesidades, no deberías temerle demasiado a esto.

Una vez más, la planificación de tu negocio es primordial para evitar pérdidas o al menos prevenir que estas te lleven a la bancarrota.

Emprender genera dudas, pero las recompensas que puedes obtener son infinitas, frente a una vida trabajando para el emprendimiento de otro.
Emprender genera dudas, pero las recompensas que puedes obtener son infinitas, frente a una vida trabajando para el emprendimiento de otro.

 

Incertidumbre sobre el futuro: la incertidumbre la vas a sentir por igual en el trabajo que desempeñas para otro, generando grandes beneficios para un tercero, mientras tu recibes una mínima parte de lo que sientes que vale tu esfuerzo.

Además, la incertidumbre, cuando manejas tu propio negocio es la fuerza que te lleva a seguir innovando, a introducir nuevas maneras de afrontar una crisis o de vender en tiempos de recesión.

 

¡Emprende!

Descarta los temores y comienza a pensar. Las crisis son los mejores momentos para emprender, aunque no lo creas, porque generan vacíos y necesidades que puedes trabajar para suplir a través de productos, servicios o ambos.

Puedes tener un servicio de despacho de vegetales frescos a domicilio, por ejemplo. En estos tiempos de agendas tan ocupadas, la gente necesita servicios que le simplifiquen sus vidas y los delivery de cualquier cosa, suelen ser un éxito.

Las fiestas infantiles con motivos extravagantes son una tendencia que parece no extinguirse, si tienes el talento puedes tener un emprendimiento de decoración de fiestas, suministros para eventos, entretenimiento para niños, etc.

Como te digo, evalúa tus capacidades y encuentra algo que de verdad te apasione y en lo que te veas trabajando y desarrollándote en los próximos años.

Para ser exitoso, además de tener una excelente idea de negocio muy bien desarrollada, debes aprender dos cosas:

Administra tu tiempo y dinero: distribuye tus días de manera que puedas tener un horario lo más parecido a una jornada laboral promedio. Habrá días que termines más temprano, días que trabajes hasta tarde, lo importante es mantener un equilibrio.

Con respecto al dinero, se ahorrativo con tus fondos. Recuerda que ahora trabajas por tu cuenta y debes tener recursos disponibles para cubrir todos tus gastos personales, así como los operativos de tu empresa.

Ten un equipo de apoyo: quizá al principio debas trabajar por tu cuenta, pero cuando se presente la oportunidad, contrata una o dos personas que te ayuden a manejar las cargas de trabajo.

Tener la posibilidad de no trabajar porque te sientes enfermo o hay alguna situación delicada que merece tu atención, sin tener que dejar de percibir ingresos por tu ausencia, puede parecer un lujo la mayor parte del tiempo, pero cuando lo necesites, verás que es el dinero mejor invertido.

Además, eso habla maravillas del crecimiento de tu empresa.

 

El esfuerzo diario y la disciplina para alcanzar tus metas, son factores determinantes para emprender con éxito.
El esfuerzo diario y la disciplina para alcanzar tus metas, son factores determinantes para emprender con éxito.

 

Considera antes de emprender

Hay muchas cosas que debes considerar antes de emprender, y no sólo pensar en ellas, sino realmente analizarlas y ver qué es lo más conveniente a corto, mediano y largo plazo. Como una proyección de tu negocio.

El primer aspecto, ya lo hemos mencionado: emprende un negocio que realmente te apasione.

No hay nada más triste que sentirse atrapado en un trabajo sin avance, pero peor te vas a sentir si emprendes un negocio sólo porque te va a dar dinero y no porque realmente sea algo que disfrutes.

Entonces piensa qué cosas te apasionan y haz una lista de ellas. Luego considera cómo podría cada una de esas cosas ser monetizada y evalúa la factibilidad de cada negocio. Quédate con el que te ofrezca el mejor balance entre aprecio por el trabajo y beneficio económico con posibilidad de expansión.

Mira otros negocios a tu alrededor. ¿Qué hacen que les permite ser exitosos? ¿Hay productos o servicios similares a los que quieres lanzar? ¿Qué necesitas hacer para diferenciarte? Todas las preguntas que te vengan a la mente son válidas de responder.

Pero lo más importante de todo esto, es que creas en ti mismo, le des valor a tus ideas, confíes en tus fortalezas y te rodees de buenas energías que te garanticen avanzar en una nueva faceta profesional de tu vida: la de emprendedor.

Sobre Jaime Hernández

Jaime Hernández es el fundador y CEO de Global Online.
Es solicitado como conferencista, consultor y mentor de lujo.
Su trabajo impacta positivamente en las empresas, así como en la comunidad del marketing online.

Comments (0)